Parches soluciones asequibles
Soluciones

Otras pesas

Si queremos pesas más duraderas que las de papel o con más peso podemos recurrir a objetos de metal, plástico etc.

Una posibilidad es calcular el peso de un objeto multiplicando su volumen por su densidad o ver que volumen debe tener un objeto de una densidad determinada para que dé el peso que nos interesa. Por ejemplo, el cable de cobre usado en instalaciones eléctricas se adapta muy bien.

Medimos el diámetro del cable (desnudo) y calculamos la longitud que debe tener para pesar 1 g. Lo cortamos un poco mayor y repasamos los extremos con una lima o lija para que queden rectos y con la longitud calculada. Podemos luego doblar el hilo en forma de 1 para recordarnos el peso que tiene.

Otro sistema consiste en recurrir a objetos cuyo peso es conocido. Por ejemplo, se puede conocer el peso oficial de las monedas de un pais por medio de internet. También hay medicamentos en pastillas cuyo peso viene en el envase. En el caso de los edulcorantes se puede saber el peso de cada pastilla y ver cuantas necesitamos para un peso determinado.

Los sobres de azucar que van con el café del bar suelen llevar marcado su peso y es de unos pocos gramos, y así otras cosas de uso diario.

Hazlo tú mismo