Parches soluciones asequibles
Soluciones

Cocción de cerámica con serrín

Normalmente en cerámica se usan hornos capaces de alcanzar temperaturas superiores a los 1.000º C. La "arcilla" o pasta cerámica necesita transformarse quimicamente para convertirse en otro material inalterable.

Esto se produce a diferentes temperaturas según la composición del material base, pero como mínimo se necesitan 950º con una subida y bajadas lentas. Por esto se utilizan hornos de leña (casi en desuso), gas, electricidad, gas-oleo etc. Una cocción suele durar entre 12 y 24 horas e incluso más. Estos hornos son caros, necesitan una instalación complicada y sitio suficiente.

Sin embargo existen varias técnicas más sencillas aunque sus resultados pueden diferir bastante del conseguido con un horno adecuado. Como ejemplo están los hornos "de papel", las cocciones "a la hoguera" y otras.

La única que yo he experimentado y sobre la que me atrevo a hablar es la coción al serrín. Del resto tendréis que informaros por otras fuentes, e incluso sobre esta podéis ampliar y contrastar la información.

Antes que nada debo avisaros que en un horno de serrín se alcanzan temperaturas del orden de los 500-600º muy inferiores a las indicadas antes, por lo que la calidad del objeto obtenido es inferior a las de las piezas cocidas la temperatura adecuada. Son menos duras, no se pueden lavar en lavaplatos ni con agua a presión. A cambio se obtiene un color negro intenso dificil de conseguir con la cocción tradicional.

La mecánica consiste en colocar la pieza en un recipiente resistente al fuego (bidón de hierro, horno con ladrillos refractarios), con tiro por debajo, rodeada de serrín (un mínimo de 10 cm en cualquier dirección) y prender fuego a este por la parte superior. Se deja que el serrín se vaya consumiendo, sin llama y protegido del viento y la lluvia hasta que se consuma (puede costar más de 24 h si la pieza es grande). La combustión produce humo y gases peligrosos por lo que todo el proceso debe hacerse a la intemperie, controlando de vez en cuando que sigue la combustión. Si se apaga hay que quitar la capa de ceniza, rellenar de serrín y comenzar de nuevo.

Un detalle importante es que el serrín conviene que sea de leña, no de serrería ya que este suele ser de madera aglomerada que contiene muchas impurezas por lo que la temperatura alcanzada será menor y peor la calidad de la pieza obtenida.

horno (26K)

Horno a medio llenar de serrín.


Para comentarios enviadme un correo a:

buzon...Fernando


Hazlo tú mismo