Parches soluciones asequibles
Soluciones

Apartado H

introducion

Trabajando con voltios y amperios con medios sencillos

En los montajes de electricidad se requiere, en general, una alimentación de corriente alterna conseguida de una toma de casa.

Si la tensión coincide con la que necesitamos, perfecto, si no tenemos que recurrir a un transformador. Unos nos cambian entre las dos tensiones más comunes, 110 y 230 V, otros sirven para bajar la tensión a niveles "electrónicos", de 24 v para abajo, pero siempre en corriente alterna.

De un autotransformador de los que se usaron cuando el cambio de tensión de 125 a 220 V, o de un transformador con doble entrada se pueden sacar 95 V entre dos de los terminales. es cuestión de medir con un tester o con el brillo de una lámpara.

Sin embargo, sin transformador también podemos bajar la tensión. Una manera fácil consiste en colocar un diodo, de intensidad adecuada, en serie con la carga. El diodo permitirá el paso de la corriente en uno de los semiciclos y la tensión se reducirá a la mitad sin que afecte al funcionamiento de un motor de taladro, por ejemplo, que irá algo más lento.

Cuando probemos un circuito eléctrico podemos poner una bombilla incandescente de 100 W en serie con la alimentación del circuito. Si no hay problema, en general, el circuito y la lámpara funcionarán a una potencia algo reducida, pero si hay un fallo, un cortocircuito por ejemplo, la bombilla lucira a tope indicando que algo va mal.

Hazlo tú mismo