Parches soluciones asequibles
Soluciones



Canaleta ranurada para ordenar cables

En el montaje de cuadros eléctricos se usa una canaleta provista de ranuras en ambos lados. Las hay de diferentes medidas, materiales y colores. Las más normales son de plástico gris de unos 25 ó 35 mm. Se venden por piezas de unos 2 ó 3 m por un precio muy asequible, pero incluso se pueden conseguir gratis retales en talleres de instalaciones eléctricas. Yo la uso para poner en orden mis cables.

Colgador de cables

En primer lugar como archivo de cables. Tengo un montón de cables de audio, de señal, de alimentación, retales, etc que cuando los guardaba en cajas era difícil encontrar el que buscaba. Para evitarlo he colocado un trozo de canaleta en la pared y voy colocando los cables en las ranuras de manera que los cables quedan colgando y separados entre sí. Ahora es fácil localizar un cable determinado.

Una posibilidad de este sistema es colocar etiquetas o banderolas para separar zonas para cada tipo de cable sujetandolas a las mismas ranuras, con la ventaja de que podemos cambiarlas de sitio para ampliar una determinada zona.

En maquetas de tren eléctrico

También pueden usarse para simplificar el cableado de las maquetas que llevan muchas conexiones como las de trenes eléctricos. Cada cambio de vías, desenganchadores, grupos de luces etc necesitan un par o más de hilos desde un interruptor. Si estos hilos se llevan directos de un punto a otro, al poco el reverso de la maqueta es un embrollo de hilos. Ya no practico este hobby por lo que no tengo fotografías, pero lo resolví colocando una canaleta ranurada en el eje principal del tablero. Cuando tenía que conexionar algo llevaba los cables desde el interruptor o la alimentación hasta la ranura más próxima, y lo sacaba por la más cercana al punto a conectar. De esta manera los hilos quedaban en ángulo recto, todos paralelos y fáciles de identificar. Por supuesto mejora si usamos hilos de diferentes colores y llevamos un control escrito o dibujado de lo que vamos haciendo.

Hazlo tú mismo