Parches soluciones asequibles
Soluciones

Portapilas

Para pilas de Litio con una tarjeta de crédito

Podemos reutilizar las pilas de Litio recuperadas de algunos aparatos móviles. Tienen una tensión nominal de 3'7 V y una capacidad del orden de los 850 a 1200 mA/h. Aunque hayan perdido parte de su capacidad de carga aun son útiles para algunos montajes. Pero hace falta conectarla ya que la mayoría tienen contactos "integrados" en la misma pila.

Algo sencillo, versatil y provisional.

Un sistema puede ser soldarle cablecillos directamente a los bornes de salida, pero las pilas de Litio son peligrosas si se calientan demasiado, por lo que no recomiendo este sistema. Un procedimiento provisional es el que se describe en las fotos siguientes.


pinzabat1 (62K)

Portapilas con tarjeta de plástico

Pero, para algo más estable, propongo hacer portapilas con una tarjeta de crédito o similar (mejor caducada).

Primero marcamos en la tarjeta el tamaño de la pila y los laterales del portapilas. Cortamos con una sierra fina, un cutter... Quitamos las virutas con una lima, lija...

litiosierra (48K)litiorecortada (36K)

Doblamos con calor (pistola de aire caliente, soldador...) los laterales para formar una caja. Donde van a ir los terminales se dejan dos lenguetas independientes que harán de muelle. Si no queda bien se puede ajustar calentando de nuevo y modificando lo que haga falta.

litiocaja (68K)

Los contactos se pueden resolver de varias maneras. Yo he usado alfileres con cabeza y los he conectado con "wrapping".

litiocontac (20K)litiodetalle (39K)

El resultado es aceptable y fiable, la pila queda firme, pero para trabajo "duro" se puede sujetar con un poco de cinta adhesiva.

litiovoltim (52K)litiofinal (54K)

Para pilas cilíndricas

El cargador de pilas descrito en otro apartado se tiene que conectar a las pilas a cargar. Si no se tienen un portapilas no es fácil hacer una conexión segura.

Podemos hacer un pequeño artilugio que nos haga esta faena cómoda. Lo ideal sería disponer de un tubo de cartón o plástico del diámetro de las pilas, como el empleado en las instalaciones eléctricas de tubo rígido (diámetro interior 15 mm). Pero si no disponemos de un tubo así, podemos improvisarlo con pocos medios.

Lo primero que haremos es un tubo para las pilas. Se enrrolla una hoja de papel alrededor de una pila, no apretando demasiado. Se sujeta con cola o cinta adhesiva para conseguir un tubo en cuyo interior podemos introducir las pilas.

Si hemos usado un A4 a lo ancho tendremos un tubo de 21 cm de largo que nos servirá hasta para cuatro pilas. En uno de los extremos acoplamos un disco del tamaño del agujero (puede hacerse de cartón, una arandela, un botón) y ensartamos un cable de cobre para que haga contacto con la primera pila que introduzcamos en el tubo y lo sujetamos con cinta adhesiva.


contactos (14K)


Calculamos donde acaba la primera pila y hacemos un agujero donde se pueda cruzar un alambre de cobre, un clavo o similar. Luego hacemos tres agujeros más para las otras pilas. Así, si ponemos una pila en el tubo y la dejamos deslizar hasta el fondo, introduciendo un clavo en el primer agujero hará contacto con el otro extremo de la pila, y si metemos dos pilas seguidas nos servirá el siguiente agujero y así hasta poder poner 4 pilas en serie. Los agujeros deben se algo holgados en el sentido longitudinal para que el clavo pueda tocar el terminal de la pila sin problemas (los agujeros se pueden hacer con un clavo calentado al rojo, como se explica en otro apartado de la WEB).


Detalle (29K)


Para asegurarnos el contacto en ambos extremos podemos recurrir a unas banditas elásticas. Las enganchamos entre los clavos para que hagan contacto con los terminales extremos de las pilas y ya tenemos montado el portapilas.

Podemos comprobar que está todo correcto usando el comprobador de polaridad descrito en otro apartado. Si todo está bien, el leed se encenderá aunque las 4 pilas estén casi descargadas.

Solo nos queda conectar los cables del cargador con la resistencia pertinente para iniciar la carga.

Una precaución sería que ademas de los agujeros de "conexión" hiciéramos otros un poco más grandes entre estos para poder tocar las pilas con el dedo mientras se están cargando, para controlar si se calientan en exeso.

Portapilas universal (o casi)

Si lo que queremos es un portapilas para pila botón, puede servir una pinza de la ropa con un contacto metálico en cada lado. Se abre la pinza, se coloca la pila y en cada contacto tendremos un polo. Como podeis ver, no es un sistema muy compacto, pero servirá para medirle la tensión o para montajes experimentales. Pero podemos hacer un portapilas más completo con el montaje de la derecha.


Porta pilas botón       p7 (19K)

He usado dos pinzas grandes (de 10 cm). Se rebajan un poco en la boca y se unen con un tornillo pasante. Las otras dos piezas se montan con unas pletinas laterales, ligeramente curvadas. En una de las pletinas se monta un tornillo (servirá para hacer contacto con el polo negativo de la pila).

Con este montaje, podremos "pinzar" todas las pilas cilíndricas, o al menos las que yo conozco y también pilas botón, de dos en dos si queremos.

p1 (14K)      p6 (13K)

p2 (5K)p3 (6K)p4 (3K)p5 (2K)

Como podeis comprender solo se trata de una herramienta, no de un elemento permanente. Sirve para un montaje experimental, para medir la tensión de una pila, etc.


Para comentarios enviadme un correo a:

buzon...Fernando


Hazlo tú mismo