Parches soluciones asequibles
Soluciones

Palancas, tornillos, poleas, engranajes y otros multiplicadores de la fuerza

Cuando no podemos o no queremos hacer mucha fuerza, recurrimos a las máquinas o a elementos que multiplican nuestra fuerza aun que sea a costa de aumentar la distancia. El ejemplo más claro es la palanca que creo que todos conocemos.

Pero se puede recurrir a otros elementos a nuestro alcance. Con tornillos podemos hacer una prensa y con poleas levantar varias veces nuestro propio peso.

Pero yo quiero centrarme en los engranajes y sobre todo en los que podemos hacer en casa, con herramientas sencillas. Las ruedas dentadas van engranando entre sí y si una tiene pocos dientes y la secundaria muchos, la velocidad de giro disminuye aumentando la fuerza o par que genera.

Como tallar los dientes de un engranaje no es facil se suele hacer con máquinas especiales, fuera del alcance del aficionado, así que queda el recurso de comprarlos. Se pueden encontrar paquetes surtidos de pequeñas ruedas para experimentación o montajes sencillos. Todos los engranajes deben del mismo módulo para que sean compatibles.

¿Y que es esto del módulo? Es la relación entre el diámetro primitivo de la rueda y el numero de dientes. Y el diámetro primitivo es el que tendría una rueda lisa si usáramos poleas de fricción.

Pero yo lo que propongo es que hagamos nosotros los engranajes, usando el sistema de la edad media, los engranajes van a ser de madera y los dientes taruguitos también de madera.

Así pues, necesitaremos discos de madera (o plástico, metal blando etc.) y varilla del mismo material, de un diámetro mitad del grosor de los discos. Hay dos maneras de montar estos engranajes, con los ejes perpendiculares o paralelos. La primera es más fácil por lo que empezaremos por ella.

La tarea consiste en colocarle a cada disco una serie de taruguitos en su periferia como los rayos que pintabamos al sol en el cole. Hay que colocar estos "dientes" bien derechos y manteniendo la misma distancia entre ellos, y en las dos ruedas se tiene que mantener esa distancia entre los rayos. Si estos dos discos los montamos en sendos ejes perpendiculares de manera que los dientes se entrelacen, al mover uno, el otro lo seguirá y la relación de velocidades será la misma que entre el numero de dientes de una y otra.


Para comentarios enviadme un correo a:

buzon...Fernando


Hazlo tú mismo