Parches soluciones asequibles
Soluciones

Tornillos "cabezones"

Los tornillos o tuercas que tienen que apretarse o aflojarse a menudo conviene que se puedan usar sin herramientas, por ejemplo los que llevan las sombrillas de playa. Suelen permitir un buen agarre con la mano, en forma de palomilla, pomo moleteado etc. Para tornillos grandes pueden conseguirse en ferreterías especializadas en la industria, pero, para tornillería pequeña es más dificil.

Pueden usarse los pomos de cajones, pero el surtido de pasos que tienen es muy restringido.

Por eso propongo varios métodos para hacerlos uno mismo, como siempre buscando la sencillez y un costo bajo.

Evidentemente, un sistema fácil de conseguir son las tuercas de palometa, esas piezas con orejas tipo Mickey Mouse y que suele encontrarse en todas las medidas de tornillos. Pero, es que además podemos usar estas tuercas para hacer tornillos de apriete manual. Para esto, cortamos un tornillo o una varilla roscada, del paso que necesitemos y lo fijamos a la tuerca de palomilla en lugar de la cabeza. Para esto podemos usar una contratuerca, fijador de roscas, un agujero y un pasador o bien remachar con un punzón. A continuación teneis unas muestras.


tornillos-12 (12K)


Podemos hacer una T colocando un trozo de alambre de acero cruzado en la cabeza. Para ello ampliamos con la sierra o la lima la ranura en un tornillo para destornillador plano y le encastramos un clavo de acero al que le hemos redondeado las puntas. Luego con masilla reparadora hacemos un capuchón que una ambas piezas.

Otra forma puede ser ampliar la cabeza del tornillo para que pueda cogerse con la mano y hacer fuerza.

En plan basto podemos hacer una bola de masilla de dos componentes alrededor de la cabeza y si queremos luego podemos repasarla con lima o lija.

Sin embargo, quedará más aseado si esto mismo lo hacemos con un molde que nos permita fijar la forma. Podemos usar un trozo de tubo, en forma de anillo y poner la cabeza del tornillo en el centro. Rellenamos el hueco con algún material adecuado y dejamos endurecer. Se puede forrar de plástico si no queremos que el "molde" se quede pegado.

Una forma sencilla es usar tapones de botellas de refresco o similares. Se coloca el tornillo en el centro y se rellena el hueco. Aquí hay varios ejemplos. Para el más pequeño he usado un tapón de válvula de neumático.


tornillos-01 (19K)      tornillos-02 (25K)


El material de relleno puede ser muy diverso, desde la citada masilla reparadora de dos componentes, cola térmica, metal fundido (plomo, estaño)

Otro detalle es que podemos modificar la cabeza del tornillo para que sea más dificil que se mueva dentro del pomo. Yo recomiendo limar dos lados opuestos de la cabeza para dejarla como una T o hacerle entalladuras con una sierra. colocarle un pasador cruzado a la cabeza...


Para comentarios enviadme un correo a:

buzon...Fernando


Hazlo tú mismo